En general, la limpieza de la casa casi nunca es una tarea agradable. Pero si hay una zona de la casa que resulta realmente desagradable de limpiar, esa es sin duda la cocina y más concretamente la  vitrocerámica , sobre todo después de una gran comida o cena.

La dificultad para limpiar esta superficie radica sin duda en el tipo de suciedad que se acumula sobre ella:  grasas incrustadas, restos de comida o cal  requieren una limpieza profunda y el uso de productos especiales.

Si buscas una alternativa ecológica y menos dañina a los clásicos productos químicos de limpieza, a continuación te sugerimos algunos  trucos para limpiar la placa  que seguro serán para ti.

Truco 1 para limpiar la placa

El primer truco consiste en mezclar 100ml de vinagre blanco, 30ml de detergente líquido y 100ml de agua. Remueve hasta conseguir una mezcla muy homogénea.

Utiliza la mezcla para limpiar la placa, utilizando un paño de microfibra o una esponja no abrasiva. Finalmente, limpie con un paño húmedo varias veces para eliminar el compost y los restos de comida.

Truco 2 para desengrasar y pulir

Para el segundo truco, mezcla el jugo de 7 limones con 3 cucharadas de sal gruesa y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio.

Aplicar la mezcla sobre la placa, cuidando de distribuirla bien, y dejar actuar un par de minutos. Luego limpie con un paño de microfibra o una esponja no abrasiva, luego limpie con un paño húmedo para limpiar.

Practica estos sencillos  trucos para limpiar la placa y eliminar la grasa incrustada en minutos, evitando así el uso de productos químicos nocivos para ti y el medio ambiente.