Press ESC to close

¿Por qué es inteligente echar una cucharada de azúcar sobre las plantas?

Las plantas verdes de interior son fáciles de cuidar, pero a veces comienzan a debilitarse y marchitarse. Luego se desarrollan cada vez menos y su floración se detiene. Si su planta de interior sufre el mismo destino, sepa que necesita nutrientes para fortalecerla y estimular su crecimiento nuevamente. Descubra cómo vigorizar sus plantas de interior con ingredientes naturales que tiene en su cocina.

Para tener hermosas plantas de interior no basta con regarlas o mantenerlas en un lugar luminoso, también hay que protegerlas de las plagas que las asolan y aportarles los nutrientes esenciales para su buen crecimiento. ¡Para ello, utiliza  los ingredientes que tienes en tu cocina  !

¿Cómo vigorizar las plantas con ingredientes naturales?

  • Canela

canela

La canela tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas eficaces para proteger las plantas de los hongos. De hecho, las plantas jóvenes son generalmente frágiles y, por lo tanto,  pueden estar expuestas a enfermedades criptogámicas causadas por hongos.  Para proteger sus plantas de los hongos, simplemente espolvoree una cucharadita de canela en la tierra para macetas.

Lea también:¿ Qué plantas de interior son venenosas para los gatos?

Esta especia también es útil para esquejes. Para reproducir una planta, los esquejes suelen ser una opción, al igual que la semilla. Pero a menudo, necesitamos una hormona de enraizamiento para  promover el enraizamiento del fragmento de tallo que se ha desprendido de la planta madre.  Para ello, puedes utilizar la canela que actúa como hormona natural de enraizamiento. Simplemente ponga un poco de canela en polvo en el tallo retirado antes de volver a plantarlo en una maceta o en el suelo.

  • Piel de cebolla

piel de cebolla

Para proteger tus plantas de las plagas que las asolan, considera preparar una maceración de pieles de cebolla. Este repelente natural es eficaz contra pulgones y ácaros. Para ello, verter en un recipiente lleno de pieles de cebolla, un litro de agua de manantial, no calcárea y dejar reposar toda la noche. Luego hierva su mezcla durante 20 minutos, déjela enfriar y cuele. Transfiera su solución a un rociador y rocíe sobre el follaje de sus plantas de interior.

Las cáscaras de cebolla también sirven como abono orgánico. Rica en potasio, calcio, magnesio y hierro, la piel de cebolla no solo fertilizará tus plantas, sino que también  fortalecerá sus tallos y fortalecerá su resistencia a las enfermedades.

  • té verde

té verde

El té verde es un abono natural que mantiene las plantas sanas y  mejora su floración.  De hecho, proporciona al suelo los nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas, como magnesio, nitrógeno, potasio y fósforo.

Para preparar un fertilizante líquido, sumerja las bolsas de té verde en agua durante unas horas y use esta infusión para regar sus plantas.

Si ya has usado bolsitas de té,  recíclalas para usarlas como fertilizante.  Para ello, quita la etiqueta y el clip de la bolsita de té y déjala caer directamente al suelo. Luego riega tu planta.

También considere  fertilizar sus plantas con mantillo de té verde.  Para hacerlo, abre una bolsita de té verde usada y esparce su contenido sobre la tierra para macetas como mantillo. Puedes hacer lo mismo con las hojas de té verde que usas para hacer té de hierbas.

  • El azúcar

El azúcar

Si tu planta empieza a ponerse amarilla por falta de sol, sobre todo en invierno, revívela con este truco de la abuela. Espolvoree la tierra para macetas con un poco de azúcar y riegue su planta como de costumbre. También puedes mezclar azúcar con café molido,  que también es un fertilizante natural. 

¿Qué nutrientes necesitan las plantas para mantenerse verdes?

Para que su planta se mantenga verde y crezca saludable, necesita agua, luz, pero también nutrientes importantes como nitrógeno, fósforo y potasio. La planta también extrae del suelo otros minerales necesarios para su crecimiento, pero en menor cantidad, como el calcio o el azufre.

Dicho esto, al agregar fertilizantes a las plantas, les proporcionamos los nutrientes que necesitan en su crecimiento.

– Fósforo:  Favorece el desarrollo del sistema radicular de las plantas y estimula su floración o fructificación;

– Nitrógeno:  Este es el fertilizante de crecimiento por excelencia. Favorece el desarrollo del follaje y partes aéreas de la planta. Si notas que tu planta crece lentamente o que sus hojas tienen un color amarillento o verde claro, significa que le falta nitrógeno;

Lea también: Clave clavos en un limón: el truco favorito de mi jardinero para salvar plantas

– Potasio:  Protege a la planta de las heladas ,y refuerza su resistencia a las enfermedades y plagas que la asolan. El potasio también ayuda a la planta a asimilar los nutrientes que recibe del suelo, además de favorecer la circulación de la savia.

Con ingredientes simples que puedes encontrar en tu cocina, podrás revivir tus plantas de interior marchitas y estimular su crecimiento y floración.

Lea también: ¿ Con qué frecuencia se deben regar las plantas de interior para mantenerlas saludables?